2 jun. 2008

Espero por tu bien que no hagas burradas como nosotros, saliendo a las diez, apenas comiendo un paquete de donettes que... sí, hacen amigos, porque nada más llegar, y sin comer, los dos tios que estaban en el coche de al lado con birras y cubatas se pusieron en plan (y cito) "eh, ya que vamos a ser vecinos, bebed, bebed"... prácticamente en ayunas, y sólo fue el comienzo.

Varios litros de cerveza más tarde, y apenas un kebab después, tocaron Within Temptation (qué mujer, en todos los sentidos... incluyendo el tacto si se dejase). Muy en su sitio, muy buen sonido, muy buena voz (al principio titubeante, pero sus canciones no son nada, nada fáciles para un directo).

Como dijo mi amigo: "Se 'consagraron' cuando el guitarra dijo lo de: 'estuve años viviendo aquí en Madrid y nunca pude imaginar que algún día estaría tocando antes de MetallicA, es un honor'".

Y MetallicA... ¿Qué coño puedo decir de Metallica? Ya los había visto, por lo que no tenía el "gusanillo" de la primera vez, pero casi, casi como si lo fuera, porque se salieron de la escala.

Más de dos horas seguidas de música con casi todas las canciones que podría haber pedido en un setlist de ese tiempo. Apenas habría cambiado una, acaso dos, pero vamos, por puro vicio.

Caña desde el principio con "Creeping Death", hasta el final con "Seek & Destroy", no hubo un sólo momento en el que la adrenalina bajase de máximos históricos, en el que el corazón parase de latir, en el que la garganta parase de berrear (si eso para pedir auxilio en ocasiones), en que los pies dejasen de botar.

Por el medio todos los clásicos, o casi todos, sólo extrañaríamos "For whom the bell tolls". Estaban, pues, prácticamente todos: "Master of Puppets", "Enter Sandman", "Sad But True", "...And Justice For All", "Nothing Else Matters", ...uff!

Fue verdaderamente increíble cuando empezó a sonar la canción que enlacé en el post anterior, "Fade to Black". Ya me puedo morir tranquilo en lo que se refiere a fan metalero, ya he escuchado todas mis favoritas en directo. Si eso podría pedir "The Unforgiven", pero es vicio, puro vicio.

Y bueno... qué puedo contar de "One" que no se haya dicho ya. Para los profanos en la materia, les indico que esta canción está basada en "Johnny cogió su fusil", libro y película de Dalton Trumbo, en la que Johnny es un joven de pueblo, con novia, que se va a la primera guerra mundial y, en una explosión, se queda sin brazos, piernas, nariz, orejas, boca... pero sin embargo vive. Es una película de bajísimo presupuesto pero ideal para soltar la lagrimita de lo triste que es, muy recomendable. Bien, esa canción empieza con unos dos minutos de simulación de batalla, con ruidos de metralletas, explosiones... todo ello realizado con pirotecnia que... arf, casi me quedo sordo (niños, no hagais esto en casa, irse casi delante de todo en un concierto de estos metamalosos es malo para la salud física posterior) y la canción... como que ahí perdí la voz durante un rato xD.

Sí, es mi favorita.

Así las cosas, todavía estoy pagando las consecuencias físicas, pero mereció la pena, mucho. El público disfrutó pero incluso los cuatro jinetes se lo pasaron mejor que bien. He visto unos cuantos videos de conciertos suyos, he escuchado un montón de ellos más... pero en ninguno había visto al cantante coger el micrófono con el soporte incluido para que se escuchase al público.

Y en ninguno, absolutamente ninguno, le había escuchado decir en las despedidas:

"YOU KICK ASS!!!"

Y si lo dice Mr. Hetfield... será verdad.

1 comentario:

Sol dijo...

lo tuyo es pasión y lo demás tontería