27 abr. 2008

dormir

finalmente mi cuerpazo se autorelaja solo de la siguiente manera:

entra en un amodorramiento general y tiende de forma impertinente a conseguir la horizontal, una vez conseguida los párpados insisten en cerrarse y pegarse de manera prácticamente magnética, imposible abrirlos, cualquier intento resulta fallido por la fuerza del cierre "automático". Instantes después la mente se evade y entro en un estado de coma onírico que dura unas cuantas horas. Este proceso en estado de entrega total duraría 24 horas, luego como nueva oye...

pero tiene que venir solo... no lo puedo provocar...

24 abr. 2008

estresá

estoy realmente nerviosa, por qué?

pues se me juntan muchas cosas, que en realidad no son graves, pero será la falta de costumbre o que no me termino de acostumbrar a ciertas cosas.

Por un lado estoy aprendiendo a lidiar en el tema comercial, cosa que hacía tiempo quería hacer, pero que tiene un lado no tan bonito que es el de las anulaciones de pedidos y estas cosas... de primeras me sale la vena de informar del "desastre" y luego la vena de intentar arreglar el tema. Al final es negociar, que por cierto me vendría bien un máster sobre ello...

bueno a ver qué sale...

Por otro lado el de decir "quiero más trabajo", que me lo den, bien, decir "quiero cobrar esto" y luego que me digan pues te pagamos eso menos esto, mal...

Por otro lado me quieren saldar una deuda con un cheque nominativo (pero no a mi nombre), que si, que se puede... pues no, no se puede... después de: "te lo mando mañana" y una semana después "te lo mandé ayer" y una semana después "te lo mandé anteayer por mensajero" y esta vez si, pero como si no, porque no lo puedo cobrar... oootra vez retrasos...

Por otro lado se me acumula mucho trabajo para la misma fecha, dos fines de semana seguidos trabajando llevo...

más la regla...

total... que escribirlo y leerlo y no parece tanto pero antes no veas...

quiero aprender a relajarme, lo necesito.

14 abr. 2008

me quejo

o sea,

esta mañana me voy a currar a las 8.30h a los madriles, salgo de regreso a las 15 h, llamo para avisar que llego tarde por lo de la comida y eso "llegaré sobre las 16.30h"

-vale, ah, cuidado con la puerta que se la ha caído otra bisagra!
-"eh? y no has buscado un cerrajero? esta tarde hay que buscar uno!"
-esta tarde tengo que llevar a la gata al veterinario!
-"pues ya lo busco yo!!"

llego, intento abrir la puerta y me quedo con ella en las manos, una puerta que debe pesar unos 80 kilos, de hierro, la de la cancela, socorro ayuda q se me cae encima... la puerta abierta, las gallinas sueltas, las perras sueltas, mañana vienen mis suegros a dormir de camino a alemania y el SEÑOOOOOR no piensa que es urgente arreglar la puerta.

así que la SEÑOOOORA tiene que comer rápidamente e ir a buscar un cerrajero al pueblo a ver lo que cobra porque el SEÑOOOR tiene que tomarse el café y luego ir al veterinario.

di con el cerrajero y por lo visto viene dentro de un rato.


pero por favor, por favor, por favor dónde tengo el puching para liarme a guantazos con él????

porque hace ya un año que se están cayendo las bisagras de la puerta, desde que hicimos la casa hace tres años y una de las homigoneras al entrar se la cargó... pero no, "todavía aguanta"... ains... ains...

Por cierto la gata vino zumbá de la operación, tenía que llevar puesto un collarín de embudo para no quitarse los puntos, a mi me daba pena verla con eso puesto así cuando fuí al veterinario de aquí a que le pusieran un antibiótico le pregunté si se lo podía quitar y me dijo que si, mientras vigilara que no se arrancara los puntos, así que guay, después de tres días casi enteros durmiendo ya vuelve a ser la que era.

ahora que no venga el cerrajero...

10 abr. 2008

mi gata

tengo una gatita, tendrá unos siete meses, es tan cariñosa, tan bonita... tan cariñosa... pero sobretodo, sobretodo... tan cariñosa... que nos tiene conquistados...

hoy la hemos llevado a castrar a Madrid a una protectora (que cuesta la mitad de precio que un veterinario normal), tenía que estar doce horas sin comer ni beber así que la metimos en una habitación toda la noche...

para poder dormir he tenido que taparme los oídos simplemente para no estar atenta a ver si la oigo maullar y salir corriendo a abrirla...

la cita era hoy a las 13 horas, habíamos deducido que la operaban (por lo visto es algo rápido) y en una hora máximo estaba de vuelta.. pues no, resulta que no se la puede recoger hasta las seis de la tarde... qué estrés... qué nervios... qué preocupación...

pobre gatita allí entre extraños y vete a saber lo que le estarán haciendo... sufro.

cuando castramos al gato, cuando estaba en casa, sólo de verle ahí medio anestesiado con esos ojos... me dió un mareo que porque estaba el sillón detrás si no me beso el suelo (me desmayé).

y es que la sóla idea de que un animal (mamífero) sufra de cualquier modo (física o psíquicamente) me puede. Yo creo que en otra vida fuí animal de cuatro patas porque si no, no lo entiendo...

Así que aquí estoy, viendo pasar las horas lentamente, incapaz de concentrarme con todo el trabajo que tengo e histérica perdida... será posible?

ay... gatita... cariño...